Categoría: Madres e hijos



Las tetas de mi madre son un espectáculo

madres e hijos follando

- Mi madre es una mujer que aunque está un poquito gorda, se conserva muy bien… de hecho, tiene unas tetas naturales tan gordas, que siempre que se las veo me pone muy cachondo y sólo pienso en hacerla disfruta follando con ella sin parar.

El día que me follé a mi madre

madres e hijos follando

- Supongo que éste día quedará marcado para el resto de mi vida… fue el día en el que tuve sexo intenso con mi madre. Todo ocurrió cuando llegué a casa antes de lo normal, y me encontré a mi madre haciéndose una paja, al principio me alarmé un poco, pero aproveché el momento para follármela allí mismo.

Mamá sólo viene a casa a follar conmigo

madres e hijos follando

- Mi mamá no es como el resto de madres, las cuales normalmente irían a casa de sus hijos para hacerles una visita, llevarles algo de comida e incluso ropa… pero mi mamá viene varias veces a la semana en busca de sexo. Ella llegó, se pega una ducha y ya baja a mi salón desnuda en busca de mi folla y de un generoso polvete.

Las visitas a mi madre siempre son muy calientes

madres e hijos follando

- Mi madre está como un quesito de buena, y más aún cuando se pone esas gafas de zorrita intelectual. De ahí que cada semana vaya por su casa a hacerle una visita, y ya de paso, a metérsela hasta el fondo por el coño.

Pillé a mi madre viendo porno y me la follé

madres e hijos follando

- Llegué a casa antes de tiempo y al entrar al salón me topé a mi madre en lencería sexy, masturbándose apasionadamente mientras veía porno en el ordenador. Y con lo salido y necesitado de sexo que estoy yo, no desaproveché la oportunidad, y me la follé con todas las ganas del mundo, sobre el sofá del salón.

Pillé a mi madre viendo revistas porno

madres e hijos follando

- Haber llegado a casa antes de tiempo y encontrarme a mi madre sentada en la cocina viendo una revista porno, fue algo bastante impactante para mi… pero más lo fue cuando la tenía delante de mi desnuda, haciéndome una mamada y pidiéndome sexo duro a gritos.

Tengo una madre muy guarra

madres e hijos follando

- Seguramente mi madre no sea la mujer más atractiva del mundo, pero puede que si sea la más guarra, y algo así hay que aprovecharlo, aunque sea su hijo. No hay mayor gustazo que llegar de la escuela, y tener a mi mamá desesperada por tener sexo con su lencería de golfa.

Decidí premiar a mi hijo con sexo por ser tan bueno

madres e hijos follando

- Cuando llegué a casa después de un largo día de trabajo y me lleve la grata sorpresa de ver toda la casa recogida y a mi hijo fregando los platos… fue una alegría tan grande para mi ver como mi hijo ayudaba en las tareas del hogar, que en ese preciso momento decidí hacerlo un hombre follándomelo en la cocina.

Pagina 1 de 10123...ultima »