Categoría: Madres e hijos



Sexo anal con mi hijo para relajarme después del curro

madres e hijos follando

- Después de un duro día de estrés en el trabajo, necesitaba sexo urgentemente… cualquier hombre me valía menos mi marido, con el que me aburro follando. Así que sin pensármelo dos veces, llegue a casa y comencé a entrarle a mi propio hijo hasta que el pobre cayó en mis redes y se dejó follar por una experimentada en el sexo como su madre… Aprendió en una noche todo lo que no había aprendido en los veinte años que tiene.

Pilla a su hijo masturbándose con sus bragas

madres e hijos follando

- Siempre he notado que mi hijo me mira de manera “diferente”, pero el otro día me llevé la mayor sorpresa de mi vida… llegué a casa más pronto de lo normal, y me lo encontré masturbándose en mi habitación mientras olía mis bragas. Al principio me cabree muchísimo, pero rápidamente ese cabreo se transformó en un gran calentón, hasta tal punto, que acabé por agarrarle la polla y hacerle feliz regalándole una follada anal que nunca olvidará.

Hijo, fóllame duro hasta que te corras sobre mi

madres e hijos follando

- Soy una mujer muy caliente, desde que tengo uso de razón tengo sexo a diario y cuando mi marido está de viaje es cuando peor lo paso y cuando más desesperada estoy. Por suerte, en casa tengo a un hijo en plena adolescencia que está muy salido y sólo piensa en follar, así que con sólo ponerme mi lencería más sexy, el ya viene a mi habitación a follarme intensamente hasta que acaba corriéndose en mi boca.

Mi madre tiene mucho vicio y grandes tetas

madres e hijos follando

- Es imposible rechazar a mi madre, cuando la veáis en el vídeo entenderéis de lo que hablo… es imposible desperdiciar un polvo con una mujer con semejantes tetas y con el vicio que tiene mi madre. Cuando mi padre se tiene que pasar par de días fuera de casa por trabajo, soy yo el encargado de darle placer a mi madre, es un gustazo disfrutar de las pajas cubanas que hace mi mamá con esos pechos que tiene.

Polvazo con mucho amor con mi hijo en la cocina

madres e hijos follando

- Lo que nos pasó a mi hijo y a mi el otro día en la cocina fue algo increíble que supongo no olvidaremos ninguno en la vida. Avisé a mi hijo para que me ayudara con la tostadora, pero de repente me entró un calentón interno por el cual no pude evitar meterle mano y dejar que sobara mis tetas, a partir de ahí, todo fue surgiendo de manera inesperada hasta que acabamos follando sobre la encimera de la cocina como si fuéramos una pareja de años de relación.

Follar con mi hijo siempre es especial

madres e hijos follando

- A pesar de que mi hijo ya tiene edad para estar casado y tener hijos, aún sigue viviendo conmigo sin hacer nada en todo el día, por lo que he tenido que sacar algo de provecho después de estar más de treinta años cuidándolo y alimentándolo. El beneficio que saco de él, a parte de su compañía, es la de tener sexo cuando quiero… para ello, sólo tengo que ir a su habitación para avisarlo y meterme en su baño que es donde siempre acabamos disfrutando del sexo.

Tengo a mi hijo muy mimado

madres e hijos follando

- Para tener casi treinta años, tengo que reconocer que tengo a mi hijo único muy mimado, todas las tardes le preparo su merienda y después de comer me lo llevo al baño para ayudarlo con su ducha diaria, y él me agradece follando conmigo. Hacemos de todo y como ya a mi marido no se le levanta ni con viagra, al menos tengo a mi hijo para seguir teniendo orgasmos.

Levantando el ánimo de mi hijo

madres e hijos follando

- Noté a mi hijo más desanimado de lo normal, por lo que me senté con él en su habitación para charlar con él y saber que le pasaba, cuando supe que estaba así porque lo había dejado con su novia, me di cuenta que lo que de verdad necesitaba era un buen revolcón que le levantara el ánimo. Así que sin pensármelo dos veces, me puse manos a la obra y juntos disfrutamos de una buena follada que al menos durante un momento, hizo olvidar los problemas a mi hijo.

Pagina 1 de 6123...ultima »