Categoría: Madres e hijos



Acosé a mi hijo en la cocina hasta follármelo

madres e hijos follando

- Desde que mi hijo se fue a vivir con su padre, lo veo muy pocas veces al mes… por suerte, cuando viene ya sabe que toca sexo duro. Con sólo acosarlo un poco en la cocina, poco a poco va entrando en el saco hasta que acaba haciéndome disfrutar empotrándome contra la encimera.

Pillé a mi madre espiándome mientras me duchaba

madres e hijos follando

- Estaba yo tranquilamente duchándome en casa, cuando sin esperarlo pillé a mi madre detrás de la puerta tocándose el coño mientras me miraba… lejos de enfadarme con ella, aproveché la situación para hacerla pasar y acabar teniendo sexo duro con ella. Y es que nunca se debe desperdiciar una oportunidad de sexo, aunque sea de mi propia madre.

Le hago una mamada muy cerda a mi hijo

madres e hijos follando

- Siempre me he considerado una fan del sexo oral, me encanta hacer mamadas y cuando mi marido era más joven se las hacía diariamente. Ahora ya no tiene las erecciones de antes, por lo que para seguir divirtiéndome haciendo mamadas, no me queda otra que hacérselas a mi propio hijo.

Por desesperación fui a casa de mi hijo pidiendo sexo

madres e hijos follando

- Quién me iba a decir a mi, que en un momento de desesperación sexual, acabaría entrando por sorpresa en casa de mi hijo, pidiéndole el favor de que me diera sexo duro hasta llegar a tener un intenso orgasmo… Lo necesitaba y por suerte, mi hijito lindo es aún joven y siempre tiene ganas de follar.

Tengo una madre muy zorra

madres e hijos follando

- Siempre he sabido que mi madre es muy distinta a las madres de mis mejores amigos… mi mamá siempre va vestida de manera sexy y se le nota que pese a su edad, siempre tiene ganas de sexo. Desde que cumplí la mayoría de edad, ha sido ella la encargada de enseñarme a follar y convertirme en un experto follador de chicas.

Mi madre me folla al llegar de hacer la compra

madres e hijos follando

- Fue una auténtica sorpresa para mi y supongo que jamás nos volverá a pasar… mi madre llegó del supermercado muy cachonda, no se que le pudo pasar, pero el caso es que entró en mi habitación y sin casi mediar palabra, me agarró la polla y comenzó a hacerme una mamada bestial. Yo me dejé llevar y para ser sincero, me lo pasé tan bien que acabé corriéndome en su cara.

Follar con mi hijo es un gustazo

madres e hijos follando

- Mi hijo es el típico chico estudioso y formal al que toda madre le gustaría tener, pero a veces es un poco frustrante ver que no se divierte como los chicos de su edad… así que de vez en cuando y con el objetivo de que poco a poco se vaya soltando en el sexo, me meto en su habitación, me quedo en tanga y me pongo a follar con él, para que vea lo bueno que es el sexo.

Follar con mi madre es un auténtico placer

madres e hijos follando

- Reconozco que las tardes de sexo con mi madre, quizás sean una locura para la gente normal… Mi mamá no es una mujer muy agraciada físicamente, pero sus enormes pechos y las ganas que le pone cuando folla, es algo que me pone muy cachondo… hasta tal punto, que cada día sólo pienso en volver a repetir con ella.

Pagina 1 de 8123...ultima »