Categoría: Madres e hijos



Me encantan las tetas y el coño peludo de mi madre

madres e hijos follando

– Hoy por hoy me aburre muchísimo follar con chicas de mi edad, casi todas parecen de plástico con las tetas operadas y sin un pelo por todo el cuerpo. Menos mal que tengo a mi madre para poder follar con una mujer en condiciones. Una señora con las tetas naturales y con el coño bien peludo, tal y como a mi me gusta.

El reencuentro con mamá acabó en un polvazo

madres e hijos follando

– Desde que estoy trabajando veo muy poco a mi familia y a la que más hecho de menos es a mi mamá. Por eso al menos una vez cada mes me gusta visitarla para ver que tal le va todo, aunque nuestro último encuentro fue más especial de lo esperado porque acabamos teniendo un polvazo incestuoso en el suelo del salón de casa.

Sexo con mamá para aliviar la resaca

madres e hijos follando

– Cada vez que salgo de fiesta con mis amigos me pasa lo mismo, llego a casa con tal borrachera que al día siguiente la resaca es un sufrimiento. Menos mal que siempre tengo a mi mamá dispuesta y preparada para tener sexo conmigo, sin lugar a dudas es la mejor medicina contra la dichosa resaca.

Mi madre se encarga de hacerme las pajas

madres e hijos follando

– La verdad es que me puedo considerar un joven con mucha suerte en el sexo, y es que mientras mis amigos se pasan horas delante del ordenador haciéndose pajas, yo tengo una madre muy comprensiva que cada vez que tengo ganas de descargar, viene a mi cuarto a hacerme pajas a dos manos y a chuparme la polla hasta que me corro.

El masaje puso muy cachonda a mamá

madres e hijos follando

– Mi mamá tiene problemas en la espalda y cuando llega de la calle dolorida por el estrés, recurre a mi para que le de un masaje y le alivie un poco. Pero parece que en el último masaje que le di se puso tan cachonda, que al final acabamos los dos follando intensamente y hasta me pidió que acabara eyaculando en su boca.

Mi madre se divierte haciéndome pajas

madres e hijos follando

– Mientras otras madres se divierten saliendo de compras a centro comerciales o tomando café con sus amigas, mi madre prefiere divertirse haciéndome pajas. Cuando no tiene a mi padre para tener sexo, se mete en mi habitación y me pajea hasta que me corra.

Mi madre estaba desesperar por tener un buen polvo

madres e hijos follando

– Mi padre está en una edad en la que ya no es capaz de satisfacer a una mujer como mi madre, que cada año que pasa es más golfa y está más necesitada de sexo. Por eso precisamente es por lo que ha recurrido a mi para volver a tener un buen orgasmo como los tenía antaño con mi papá.

Me encanta penetrar el coño peludo de mi mamá

madres e hijos follando

– Aunque mi mamá ya es toda una señora que roza los sesenta años, cada año que pasa me atrae más sexualmente. Para mi es un verdadero placer poder penetrarla por ese exquisito coño peludo que tiene mientras al mismo tiempo le agarro sus tetazas naturales para regalarle el máximo placer posible.

Pagina 1 de 27123...ultima »