Categoría: Abuelos y nietas



Mi abuelo me acosa mientras estoy durmiendo

abuelos y nietas follando

– Me desperté de la manera más plácida que existe cuando noté como alguien acariciaba mi cuerpo desnudo, pero al abrir los ojos vi que era mi abuelo el que se estaba aprovechando de mi mientras yo dormía. Pero el caso, es que consiguió ponerme tan caliente con esas caricias, que al final lo metí en la cama y folle con él durante un buen rato.

Invité a mi nieta a tomar café en casa

abuelos y nietas follando

– Me alegré muchísimo cuando vi que mi única nieta vino a casa a verme y a tomar un café conmigo, pero debe ser que en estos años se ha vuelto más zorra de lo normal, porque después de estar un rato charlando, me sacó la polla y empezó a chupármela. La mala suerte es que ya no se me pone lo suficientemente dura como para penetrarla, pero al menos disfruté de una mamada después de tantos años

Sexo anal con mi abuelo al aire libre

abuelos y nietas follando

– Como no consigo trabajo y tampoco quiero estudiar, mis padres me obligaron a irme a trabajar con mi abuelo al campo, allí tengo que hacer trabajos forzados con los que no me siento a gusto, pero como soy muy golfa, prefiere tener sexo anal con mi abuelo en medio del campo a estar levantando troncos de madera.

Mi abuelo y yo vamos al mismo gimnasio

abuelos y nietas follando

– Mi abuelo, a pesar de tener más de setenta años, es un hombre muy activo que cada día va al mismo gimnasio que yo, más de una vez hemos coincidido en el vestuario mixto, pero la última vez no se que me pasó que acabé quitándole los calzoncillos y comiéndole la polla como si se lo hiciera a mi novio.

Estoy muy agradecida con mi abuelo

abuelos y nietas follando

– Después de mucho buscar trabajo al final fue mi abuelo el que me dio un puesto de trabajo en su gran empresa, y quedé tan agradecida con él, que cuando todo el mundo se fue de la fábrica le quise devolver el favor a base de sexo oral.

Mi fantástica nieta me ayuda en el gimnasio

abuelos y nietas follando

– Después de mucho insistir, decidí apuntarme en el gimnasio de mi nieta para hacer un poco de ejercicio, que a mi edad me viene fenomenal. Pero en mi primer día en el gimnasio y cuando estaba a punto de hacer mi primer ejercicio, mi nieta me bajó los pantalones y comenzó a chuparme la polla de manera totalmente inesperada.

Mi abuelo me arregló la bicicleta

abuelos y nietas follando

– Se me había roto la bicicleta y la necesito para ir cada mañana a la escuela, menos mal que mi abuelo es un manitas y siempre me arregla todo lo que se me estropea. Pero esta vez lo hizo tan rápido que quedé muy agradecida, y no se me ocurrió nada mejor para pagarle el favor que haciéndole una mamada y cabalgar sobre su polla.

Me encanta cuando mi nieta viene a verme a casa

abuelos y nietas follando

– Mi nieta es una jovencita muy sexy a la que le gusta vestirse con lencería cara para luego venir a mi casa y enseñármela. Pero no todo queda ahí, cuando lleva algunos días sin follar con su chico, yo soy el encargado de desahogarla sexualmente follando con ella cuando lo necesita.

Pagina 1 de 16123...ultima »