Categoría: Abuelos y nietas



Un día en el campo con mi abuelo

abuelos y nietas follando

– Mi abuelo y yo nos fuimos a pasar un día en el campo para respirar aire puro y disfrutar de la naturaleza. Nos tumbamos relajados al sol y como hacía mucho calor me puse totalmente desnuda al lado de mi abuelito hasta que de repente me entró un calentón impresionante y no pude evitar subirme sobre él en busca de un orgasmo al aire libre.

Hago feliz a mi abuelo haciéndole una mamada

abuelos y nietas follando

– Me consta que mi abuelo llevaba una temporada triste desde que desgraciadamente no está mi abuela, y como no me gusta ver a mis familiares mal, fui a a hacerle una visita a su casa y le levanté el ánimo (y lo que no es el ánimo) con una mamada intensa que seguro funcionó para que olvidara sus problemas al menos durante un rato.

Me encantan las visitas sorpresas de mi nieta

abuelos y nietas follando

– Mi pobre y guapa nieta tiene un problema de adicción al sexo, a pesar de aparentar ser una chica muy tranquila, la verdadera mujer que se esconde dentro de ese cuerpo aparentemente delicado, es la de una puta que necesita follar cada día. Por eso, cuando no tiene la oportunidad de hacerlo con algún compañero de la universidad, se viene a mi casa para follar conmigo.

A mi nieta le gusta follar conmigo

abuelos y nietas follando

– A decir verdad, no entiendo como una chica tan guapa como mi nieta, que podría acostarse con el chico que desee, prefiere venir por las tardes a mi casa solo y exclusivamente para chuparme la polla y ponerse a cuatro patas para que la folle a mi ritmo.

Mi nieta está todo el día cachonda

abuelos y nietas follando

– Mi joven nieta se pasa todo el día leyendo libros eróticos, y claro, así está fijo cachonda deseando tener un orgasmo detrás de otro. De hecho, cuando no tiene a un compañero o a un amigo al que recurrir, me llama a mi para que vaya corriendo a darle placer sexual.

Quedé con mi abuelo para dar un paseo por el pueblo

abuelos y nietas follando

– Como hacía bastantes años que no subía al pueblo y no veía a mi abuelo, decidí quedar con él una tarde para dar un paseo y recordar viejos tiempos. Pero no se si fue el calentón o la pena por ver a mi abuelo tan mayor, pero cuando me quise dar cuenta estábamos los dos follando desnudos en medio de la maleza al aire libre.

Mi abuelo consiguió ponerme cachonda

abuelos y nietas follando

– Llevaba unos días con una herida bastante rara en uno de mis muslos, y como mi abuelo fue un buen médico durante muchos años, fui a su casa para que me la inspeccionara. Pero debe ser que el hombre estaba con ganas de un desahogo sexual, porque fue verme en tanga y empezar a meterme mano, y como consiguió ponerme cachonda dejé que me follara.

Tarde de sexo con mi abuelo en un descampado

abuelos y nietas follando

– Fue mi propio novio el que me convenció para que tuviera un encuentro sexual con mi abuelo y le levantara un poco el ánimo. De hecho, cuando estaba a mitad del polvo en un descampado a las afueras de la ciudad, llegó mi chico para darme consejos sexuales mientras mi abuelo me penetraba el coño.

Pagina 1 de 18123...ultima »