Categoría: Abuelos y nietas



Mi abuelo y sus amigos me follan en un gangbang

abuelos y nietas follando

– Mi abuelo me conoce perfectamente y sabe que son una jovencita muy facilona que desde que ve una polla solo piensa en sexo y se olvida de todo. Por eso hace unos días cuando estaban él y sus amigos reunidos viendo fútbol me llamó para que les hiciera una visita, al final no se muy bien como ocurrió, pero acabé haciendo mamadas sin parar y follando con todos ellos en un gangbang.

Comprobado, a mi abuelo se le sigue poniendo dura

abuelos y nietas follando

– Lo reconozco, aunque solo tengo veinte años soy una auténtica zorra a la que le gusta chupar pollas sin parar. Hace unos días me tuve que quedar a dormir en casa de mi abuelo y como tenía curiosidad por saber si a su edad se le seguía poniendo dura la polla, me desnudé frente a él, me puse de rodillas y cuando le saqué la polla de debajo del pantalón la tenía tan dura que no dude en hacerle una gran mamada.

Mi abuelo me dio trabajo y se lo pago con sexo

abuelos y nietas follando

– Mi abuelo tiene una gran empresa con decenas de empleados, y como yo llevaba mucho tiempo buscando curro por toda la ciudad sin éxito, mi último recurso fue pedirle ayuda. Él me contrató encantado de la vida, pero su única condición era tener sexo conmigo casi a diario. Al principio me sentía muy incómoda haciéndolo con él, pero poco a poco me ha ido gustando y ahora casi que deseo que llegue nuestro encuentro sexual diario para disfrutar del sexo con mi abuelito.

Mis dos nietas son las más golfas del pueblo

abuelos y nietas follando

– En el pueblo donde vivo ha corrido la voz de que mis dos nietas son muy facilonas y ya se han follado a media población, y yo mismo pude comprobar que eso era cierto, cuando una tarde en la que estábamos los tres solos en casa, ambas aprovecharon para sacarme la polla de debajo del pantalón y tener conmigo un trío donde se comportaron como dos auténticas guarrillas.

El paseo con mi nieta acaba en sexo y en un 69

abuelos y nietas follando

– Como hacía algún tiempo que no veía a mi nieta, la llamé para quedar. Nos vimos en un bonito parque lleno de vegetación donde dimos una vuelta mientras hablábamos cosas de abuelos y nietas. Pero no se muy bien cómo ocurrió, cuando me quise dar cuenta tenía a mi nieta desnuda comiéndome la polla en medio del parque. Nos fuimos a mi casa y allí tuvimos un encuentro sexual que acabó con ella de rodillas tragándose hasta la última gota de mi corrida.

Joder abuelo, no sabía que aún se te ponía tan dura

abuelos y nietas follando

– Aún a día de hoy sigo impactada. Estaba tranquilamente disfrutando del aire libre en el jardín cuando al ver pasar a mi abuelo se me ocurrió la idea de “jugar” un poco con él. Le zorree todo lo que pude hasta que me di cuenta que tenía la polla muy dura, luego ya estaba tan cachonda que solo tuve que dejarme llevar, y allí mismo, en el jardín y a plena luz del día, hicimos un 69 y me folló en todo tipo de posturas hasta correrse en mi boca.

Entre en el baño cuando mi nieta estaba más cachonda

abuelos y nietas follando

– Entré en el baño a lavarme los dientes pensando que no había nadie y sin querer pillé a mi nieta latina masturbándose con el chorro de la ducha, estaba tan cachonda que no dudó en salir, agarrarme la polla sin mediar palabra y tener conmigo un orgasmo que le ayudara a deshacerse de esas ganas locas que tenía de follar.

Gracias a mi abuelo tuve un orgasmo

abuelos y nietas follando

– Había salido de marcha con las amigas y a pesar de que todas acabaron ligando yo me quedé con las ganas, menos mal que cuando llegué a casa estaba despierto solo mi abuelo, que es el hombre de mi familia con el que más confianza tengo, y pude tener con él el orgasmo que no conseguí esa noche en la discoteca.

Pagina 1 de 24123...ultima »