Categoría: Abuelas y nietos



Mi abuela me deja hacerle de todo cuando follamos

abuelas y nietos follando

– Mi abuela es una señora de más de setenta años que aunque no conserva un buen cuerpo, si que sigue siendo muy guapa de cara. Aún así, la verdad es que a mi personalmente el físico me da igual, si por algo me gusta follar casi todas las semanas con ella, es porque es de las pocas mujeres que tengo en mi vida, que se deja hacer de todo cuando estamos follando.

Me gusta follar con mi abuela

abuelas y nietos follando

– Me encanta follar con mi abuela, y no precisamente porque sea una mujer muy atractiva, más bien porque cuando folla conmigo me deja hacerle todo lo que quiera y no pone ni una queja. Me la chupa como ninguna mujer me lo ha hecho hasta ahora, y hasta me deja metérsela por el culo cuando más caliente estamos los dos.

Un día entero con mi abuela

abuelas y nietos follando

– Con todo lo que ha hecho mi abuela por mi, me propuse hace un par de semanas pasarme mi día libre entero con ella… fuimos juntos a hacer la compra al mercado, paseamos por toda la ciudad, y al llegar a su casa, le alegré la tarde con una buena follada en su cocina.

El masaje a mi abuela acabó en follada inesperada

abuelas y nietos follando

– Mi abuela llevaba unos días con dolor de espalda y sabiendo que yo me dedico a dar masajes, me llamó para que fuera a su casa a darle uno. Al principio todo iba normal, pero debe ser que la mujer se fue poco a poco calentando y acabó pidiéndome que le quitara las telarañas de su coño.

Hacía muchos años que no tocaba una polla

abuelas y nietos follando

– Hace ya muchos años que mi abuela está sin pareja y durante todo ese tiempo no ha vuelto a tocar una polla… por eso, para su cumpleaños me fui a su casa, me senté con ella en el sofá, y dejé que me hiciera una paja y una mamada a su antojo. Por supuesto, aunque al principio estaba algo nerviosa, disfrutó tocándome como si fuera una adolescente.

Mi abuela me hace perder la virginidad

abuelas y nietos follando

– Mi abuela sabía que ya tenía casi veinte años y seguía sin darme un beso con una chica, era un joven muy tímido y supongo que por eso aún seguía virgen… menos mal que ella se atrevió a hacerme un hombre, llevándome a su casa una tarde de manera inesperada, para hacerme disfrutar de mi primera relación sexual.

No quiero ver a mi abuela triste

abuelas y nietos follando

– Será cosa de la edad o de la menopausia, el caso es que mi abuela lleva una temporada más triste de lo normal y como yo soy rápido para notar estas cosas, decidí hacerle una visita por la tarde cuando está ella sola en casa para alegrarla con algo que nunca falla… un intenso polvete que alegra el alma a cualquiera.

Me gusta ayudar a mi abuela en el campo

abuelas y nietos follando

– Una vez a la semana suelo subir a casa de mi abuela para ayudarla con sus labores en el campo… suelo hacer siempre las labores más costosas y luego ella me invita a comer. Pero en mi última visita todo fue distinto, en vez de invitarme a comer después del trabajo, me comió la polla en medio del campo y pude penetrarla bien fuerte hasta correrme sobre su cara.

Pagina 1 de 10123...ultima »