Categoría: Abuelas y nietos



Mi abuela me paga por cuidar su casa y darle placer

abuelas y nietos follando

– Desde que no está mi abuelo, mi abuela se ha quedado millonaria con una mansión enorme con grandes jardines, y como yo llevaba muchos años sin trabajo me contrató para que le hiciera el mantenimiento de su enorme casa, y de paso, para que le diera placer en forma de sexo duro siempre que ella lo pida, que es todos los días.

Me follé bien fuerte a mi vieja abuela

abuelas y nietos follando

– Desde que me fui a vivir a la ciudad había visto a mi abuela en contadas ocasiones, así que una mañana cogí el coche y fui a verla a su casa en el campo. Al llegar me la encontré haciendo mermelada en sus tierras, y el recibimiento que me dio fue muy afectuoso ya que acabamos follando con muchas ganas embadurnados en mermelada.

Mi abuela me ataca en busca de un orgasmo

abuelas y nietos follando

– Estaba yo tranquilamente leyendo una revista en casa de mi abuela, cuando de repente vino ella como si estuviera poseída y empezó a meterme mano desesperadamente, al principio intenté quitármela de encima como pude, pero luego entendí que la mujer lo único que buscaba era un orgasmo, así que hice de tripas corazón y se lo regalé follándola lo mejor que pude.

Mi abuela se deja follar a mi antojo

abuelas y nietos follando

– En apenas el minuto que dura el vídeo vas a poder ver de lo que es aún capaz mi abuela… A pesar de sobrepasar los setenta años cuando folla conmigo se nota que disfruta, y encima es la única mujer que no me pone reparos y que se deja follar a mi antojo como y cuando quiero.

Mi nieto me hizo muy feliz

abuelas y nietos follando

– La verdad, es que le estoy muy agradecido a mi nieto, ya que gracias a él me he vuelto a sentir mujer. Después de más de una década sin ver una polla, gracias a mi nieto he podido volver a hacer una mamada y he recibido una corrida facial como cuando era una joven adicta al sexo.

Vuelvo a disfrutar de un orgasmo gracias a mi nieto

abuelas y nietos follando

– Estaba tranquilamente limpiando la habitación de mi nieto, cuando de repente me empezó a meter mano debajo de mi falda. Reconozco que no está bien hacerlo con un familiar, pero llevaba tantos años sin disfrutar de un orgasmo, que no me importó lo más mínimo tener este polvazo con él.

Me escapo con mi nieto al campo para que me folle

abuelas y nietos follando

– Mi nieto y yo tenemos un secreto que nadie más en nuestra familia conoce, y es que a los dos nos encanta follar juntos y como mínimo una vez a la semana nos vamos al campo para disfrutar juntos de la naturaleza y follar como auténticos animales al aire libre.

Mi abuela se metió en mi cama borracha

abuelas y nietos follando

– Fue tan grande la borrachera que se cogió mi abuela sola en el salón de casa, que sin pensárselo dos veces se metió en mi habitación con la botella de vodka, se desnudo por completo y se metió en mi cama en busca de un intenso orgasmo.

Pagina 1 de 17123...ultima »