Categoría: Abuelas y nietos



Mi abuela me llama cuando está con ganas de polla

abuelas y nietos follando

– Mi abuela está a punto de cumplir los 70 años, pero le gusta más el sexo que a mi novia que es mucho más joven que ella. Cada vez que está necesitada de orgasmos me avisa para que vaya corriendo a su casa y se la meta por el coño en todo tipo de posturas. Para terminar, siempre acaba pajeándome con sus tetas caídas para que me corra sobre ellas.

Mi abuela echaba de menos tener un orgasmo

abuelas y nietos follando

– Mi abuela hacía muchos años que no tenía relaciones sexuales ni con mi abuelo ni con ningún hombre, y un día me contó que echaba de menos sentir un orgasmo, así que como buen nieto decidí hacerle una visita sorpresa en su casa y sorprenderla con una follada que seguro le hizo mucha ilusión y recordará de por vida.

Mi abuela vino a mi consulta en busca de un masaje

abuelas y nietos follando

– Mi abuela tuvo una contractura en la espalda y vino a mi consulta para que le diera un masaje. A su edad, nunca le habían hecho un masaje en la espalda en su vida, supongo que ese fue el motivo por el que se puso tan cachonda y por el que al final acabamos follando sobre la camilla.

A mi abuela le sigue gustando follar y chupar pollas

abuelas y nietos follando

– Mi abuela ya tiene más de setenta años, tiene el pelo canoso y las tetas caídas, pero sigue disfrutando del sexo y de las mamadas como cuando era una joven. Soy su mayor vicio, le encanta pasarse un buen rato chupándome el rabo y cabalgando a su ritmo sobre mi.

Mi abuela recurre a mi cuando tiene ganas de polla

abuelas y nietos follando

– Desde que lo hicimos una vez de manera totalmente improvisada después de una reunión familiar, ahora mi abuela lo ha cogido como costumbre, y cada vez que tiene ganas de chupar polla o de tener un orgasmo vaginal, recurre a mi para que se la meta bien fuerte por su coño peludo.

Pillé a mi abuela masturbándose y me la follé

abuelas y nietos follando

– Hacía un tiempo que no veía a mi abuela, así que le hice una visita por sorpresa, pero cuando entré en su casa sin avisarla me la encontré tumbada masturbándose. No sabía que mi abuela seguía siendo tan zorra como cuando era joven, el caso es que estaba tan cachonda que desde que me vio se lanzó a mi polla y follamos muy a gusto.

Pillé a la zorra de mi abuela masturbándose

abuelas y nietos follando

– Llegué a casa antes de lo normal y escuchaba gritos en la habitación de mi abuela, cuando entré la vi gimiendo como una loca mientras se masturbaba el coño con todas sus fuerzas. Me pidió que me acercara a ella y esa fue mi perdición, me agarró la polla y ya no me la soltó hasta que llegó al orgasmo.

Le doy un masaje a mi abuela y terminamos follando

abuelas y nietos follando

– Mi abuela llevaba unos días con un dolor de espalda que casi le impedía moverse, y como sabe que soy un buen masajista, me llamó para que le diera uno de mis masajes relajantes en la espalda. Cuando estaba en pleno masaje, debe ser que la mujer se puso muy cachonda, el caso es que cuando quise reaccionar ya estábamos follando juntos.

Pagina 1 de 24123...ultima »